DICIPULADO

La iglesia existe para ministrar, servir a la gente. El servicio es demostrar el amor de Dios a otros satisfaciendo sus necesidades y sanando sus heridas en el nombre de Jesús. La iglesia se prepara y capacita para servir en toda clase de necesidades ya sea espirituales, emocionales, relacionales y físicas, por lo tanto la iglesia debe “perfeccionar a los santos para la obra del ministerio”. En este propósito la pieza clave son los líderes de los diferentes ministerios habidos y por haber, que tienen como desafío ayudar a suplir las necesidades mencionadas tanto en nuestra iglesia como en nuestra comunidad. La tarea de esta área es equipar a los líderes de esta área y ayudarles a poner manos a la obra. El líder que ha sido capacitado tiene una profesión para ejercer, una función por la cual vivir y puede expresar su amor a través del servicio que lleva acabo.

 

Jovenes Adultos

Ancianos del Servicio Bilingüe

Joven

Margie Thomas

Conquistadores

Madeline De Paula

Escuela Infantil

Lady Rodriquez

Escuela Sabática

Carlos Covarrubias